Espectrofotometría: Una herramienta para medir el color del agua

Compartir

Twitter
Facebook
LinkedIn

La espectrofotometría es una técnica analítica utilizada para medir la cantidad de luz absorbida o transmitida por una sustancia química en función de la longitud de onda.

Es ampliamente utilizada en diversas áreas, incluyendo la química, la bioquímica y la ciencia ambiental, para cuantificar la concentración de solutos, determinar propiedades de compuestos y analizar muestras de agua.

Pasos para determinar el color del agua por Espectrofotometría:

  1. Preparación de muestras: Recolecta muestras representativas de agua que desees analizar. Asegúrate de que estén debidamente etiquetadas y se mantengan en condiciones adecuadas para su análisis.
  2. Calibración del Espectrofotómetro: Hazlo antes de comenzar. Utiliza patrones de referencia conocidos para ajustar el instrumento y garantizar mediciones precisas.
  3. Alineación de Longitud de Onda: Configura el espectrofotómetro para la longitud de onda específica que deseas medir. El color del agua se analiza generalmente en el rango visible, donde las longitudes de onda varían de 400 a 700 nanómetros.
  4. Medición de la Absorbancia: Coloca la muestra en una celda de cuarzo o vidrio óptico que normalmente es transparente a las longitudes de onda que estás midiendo. Coloca la celda en el espectrofotómetro y ajusta la longitud de onda a la que estás interesado.
  5. Medición de la Transmitancia: El espectrofotómetro mide la cantidad de luz transmitida a través de la muestra o la absorbida por ella. Esta información se registra en forma de transmitancia (%T) o absorbancia (Abs).
  6. Preparación de Estándares de Calibración: Prepara una serie de estándares de referencia con concentraciones conocidas del colorante o compuesto que estás analizando. Estos estándares permitirán establecer una curva de calibración.
  7. Construcción de la Curva de Calibración: Mide la absorbancia de los estándares de calibración a la misma longitud de onda que estás utilizando para las muestras. Registra estos valores y crea una curva de calibración que relacione la absorbancia con la concentración.
  8. Medición de muestras desconocidas: Mide la absorbancia de tus muestras desconocidas utilizando la misma longitud de onda y el mismo camino óptico que usaste para los estándares. Consulta la curva de calibración para discernir las concentraciones de colorantes o compuestos en tus muestras.
  9. Registro de resultados: Registra todos los resultados y datos de las muestras, incluyendo sus identificadores y concentraciones.
  10. Interpretación de resultados: Utiliza los datos de absorbancia y la curva de calibración para determinar la concentración o el color del agua en tus muestras. Esto puede realizarse manualmente o con un software especializado.
  11. Evaluación de calidad de datos: Realiza controles de calidad de datos para verificar la precisión y consistencia de tus resultados. Repite mediciones si es necesario.

 En resumen, la espectrofotometría es una herramienta valiosa para evaluar el color del agua, lo que puede ser indicativo de la presencia de sustancias disueltas o partículas en suspensión.

Este análisis es fundamental en diversas aplicaciones, como la medición de contaminantes o la evaluación de la calidad del agua en procesos industriales, y se basa en principios fundamentales de la absorción de luz.

Ten presente que ABM es un laboratorio de análisis de agua que desempeña un papel fundamental en la evaluación de la calidad del agua en diversas aplicaciones y contextos.

Somos la solución a todos los contratiempos relacionados con el tema del agua que se puedan presentar en tu empresa.

Llámanos 728-288-2653 O envíanos WhatsApp 722-140-1251

¡Será un placer atenderte!

Buscar

Entradas Recientes

Mantén el control de la calidad del agua